Cateque - Un nuevo y riguroso estudio y reflexión , sobre las enseñanzas de Jesús y los textos de la Sagrada Biblia.

UN NUEVO Y RIGUROSO ESTUDIO Y REFLEXIÓN, SOBRE LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS Y LOS TEXTOS DE LA SAGRADA BIBLIA

UNA NUEVA ETAPA

En esta sociedad materialista y sin valores, es más necesario que nunca volver a presentar la enseñanza luminosa de Jesús

Queridos amigos. Esta modesta página lleva funcionando algo más de tres años.

Empezó de forma muy modesta y con muchos despistes, porque el “escribidor” no sabía gran cosa de Internet y ahora sigue casi igual, pero sabía por experiencia que hacía mucha falta en este mundo, donde el ser humano vive tan desorientado, tan presionado por el consumismo y esa fantasía de ser feliz a cualquier precio, porque todo hay que hacerlo y disfrutarlo ahora, ya que no hay ni Dios ni otra vida mejor a la que aspirar.

El problema principal y que ahoga muchas iniciativas legítimas y razonables, es que todas las religiones tienen su doctrina al parecer inamovible y todas las órdenes religiosas su carisma. Todas han recibido de Dios lo que predican o enseñan y por tanto es intocable. Y sin embargo, actúan obteniendo en general buenos resultados, aunque a veces la formación y el comportamiento final de la persona no sean los mejores ni más óptimos, ni como ser humano ni como hijo de Dios.

 En este apartado incluyo a la Iglesia Católica, que frente al común de la gente presenta una imagen desvaída, acartonada y sin garra. Una Jerarquía que está ofreciendo el vino siempre nuevo de Jesús en odres viejos y apolillados, que casi siempre se rompen y el vino bueno se derrama sin provecho para nadie.

 Además y por desgracia, muchos obispos y curas temen a la modernidad. Frente al avance arrollador de tantas ideas inhumanas, como el aborto, la eutanasia, los anticonceptivos, los matrimonios gays, los hijos adoptados por parejas unixesuales etc. actúan a la defensiva de una forma medrosa, tímida y muchas veces sospechosamente cómoda y rutinaria.

 Hay Parroquias donde los sacerdotes no confiesan o cambian detalles de la liturgia como la comunión en la mano con formas “originales”. También canciones o bailes fuera del rito. Supresión o cambio de las lecturas que figuran en el Misal, sin el permiso necesario del Obispo. Apenas hablan del sentido del pecado, del cielo, del infierno, del misterio maravilloso de la Eucaristía y de tantos otros temas que interesan muchísimo a una gran mayoría de creyentes, que tienen verdadero hambre de saber y que no lo pueden saciar en la Iglesia, porque sigue manteniendo los mimos sermones sosos y estereotipados de siempre.

 Sinceramente pienso que hace mucha falta alguien libre y sin ataduras, pero siempre dentro de la ortodoxia católica, que presentara ciertas verdades y evidencias, al margen de otras páginas oficiales de carácter más o menos religioso; también señalar el comportamiento de algunos científicos, que muchas veces presentan ideas y teorías que no son reales que no tienen sólidos cimientos, ni tampoco atisbos de posibilidad, empujados por su afán de explicarlo todo, sin la presencia totalmente necesaria de un Dios creador.

 En esta página que ahora se renueva, hay muchos textos escritos hace tiempo, cuando yo era más joven y trabajaba como voluntario en Residencias de Ancianos por media España, sin cobrar apenas nada, porque estas instituciones casi todas de la Iglesia, normalmente estaban servidas por religiosas que contaban con muy pocos medios.

 Por eso hacía mucho autoestop, que en aquellos tiempos todavía era posible y así conocí a mucha gente y a muchos camioneros. Estas personas sencillas,generosas y amables, siempre me preguntaban llenos de curiosidad qué estaba haciendo y por qué y yo les daba siempre la misma contestación: “Me consideraba en una deuda infinita, imposible de pagar, con el Dios de Jesús y aquella tarea de ayudar a los ancianos de las Residencias me había parecido la más adecuada”.

 Desde ese momento las preguntas sobre el cielo, el infierno, la Virgen, los Santos se sucedían sin parar y yo quedaba conmocionado viendo tantas ganas de saber y a la vez tanta ignorancia sobre temas para mi muy importantes, tanto en el plano trascendente, como en la vida de cada día. No querían que me bajara, me invitaban a café o a un bocadillo y hubo veces que incluso se desviaban de su camino para llevarme a donde yo iba y así estar un poco más conmigo; era conmovedor.

 Por eso empecé a escribir sobre algunos temas que me parecieron imprescindibles, para una nueva formación espiritual y humana de mis hermanos los hombres. Y estos escritos son en su mayoría, los que aparecieron al principio en esta página que ahora se renueva y que casi todos seguirán pero en distinta ubicación.

  Ahora tengo más años, más experiencia y he leído mucho más. Tengo en mi poder libros y revistas, que me han llegado de las más extrañas maneras. Algunas no son ni siquiera de tema religioso; algunas son de tipo policíaco o temas históricos más o menos novelados, pero en todas he encontrado algo que me ha sido útil. Con estos nuevos conocimientos, he podido perfilar y explicar mejor alguna de mis teorías y he podido comprobar con cierto asombro, que encajaban en los escritos antiguos sin apenas esfuerzo o violencia. Y también he visto, en general, que los nuevos descubrimientos científicos o arqueológicos, también se acomodaban sin grandes esfuerzos a los textos ya escritos.

 Por ello os ofrezco, de corazón, esta renovada página de Internet con el deso de que os sea útil en vuestra vida cotidiana y también os sirva para pensar un poco en ese Ser maravilloso que nos ama sin condiciones ni medida. 

Que tiene un Hijo, que también nos ama con la misma pasión que su Padre y los  dos fundidos en un abrazo de amor infinito, que sin dejar de ser dos los convierte en UNO. Una llamarada infinita de amor, que nosotros  para entendernos llamamos Espíritu Santo.

                                                                                         Luna Cristy

Místico es aquel, al que Dios le ha concedido el don, la gracia, el regalo de ver con los ojos del alma.

                                                                                         San Agustín

                                                            

 

LA HOMOXESUALIDAD SEGÚN LAS ENSEÑANZAS DE JESÚS

La verdad con amor, sobre un tema muy delicado

Como mis conocimientos sobre este tema son muy escasos, me he permitido la libertad de presentar en este trabajo, un artículo tomado de la página WEB, Vida Humana Internacional, titulado: La verdad con amor, sobre un tema muy delicado, escrito por la Dra. Concepción Morales Peralta, coordinadora de ProVida Cuba, organización que pertenece a la Iglesia Católica en ese país. Se puede conseguir en un folleto editado por la citada ONG Internacional.

INTRODUCCIÓN: Se le llama homosexual, a la persona que siente atracción erótica, hacia las personas de su mismo sexo, pero que se sabe miembro de su sexo; a diferencia del transsexual que se siente atraído hacia las personas de su sexo, pero que se cree miembro del sexo complementario y que por lo tanto también cree que está erróneamente en ese cuerpo.

Existe el criterio de que el homosexualismo es una variante o una preferencia, una condición o una opción. Los partidarios del criterio de que es una condición sostienen la teoría de que esta condición se posee por razones biológicas que pueden ser establecidas por los genes. Pero si esto fuera cierto, los gemelos tendrían siempre la misma orientación sexual. Sin embargo, hay numerosos casos de gemelos que no son idénticos en su orientación sexual; especialmente los que, por haber crecido separados, han recibido distinta educación.

Otros consideran que la homosexualidad está condicionada por factores hormonales. Pero la mayoría de los homosexuales tienen todos los niveles de hormonas en la normalidad. Aunque se puede dar el caso que las personas que sufren enfermedades con desequilibrio hormonal, como los varones con pérdidas de la función de los testículos desde niños, pueden llegar a ser un "caldo de cultivo" para ser reclutados por homosexuales militantes. Sin embargo, si son educados como varones, no caen en el homosexualismo, aunque sus niveles hormonales no sean normales.

Nosotros consideramos que las personas que se sienten atraídas por personas del mismo sexo sufren de un desorden emocional condicionado por distintas razones, y aunque cada persona es única e irrepetible, su homosexualidad suele depender más frecuentemente de las siguientes causas:

padre violento, alcohólico, hostil o distante

madre sobreprotectora

madre con trastornos emocionales, que no transmite cariño adecuadamente

timidez extrema casi siempre condicionada por un mal desarrollo físico, como niños muy delgados o muy obesos

ausencia de la figura paterna del hogar por muerte o divorcio, sobre todo si se produce en etapas críticas del desarrollo

falta de identidad con iguales del mismo sexo, abuso sexual o violación

ausencia de juegos de participación

padres que no fomentan la identificación con su propio sexo

¿Puede prevenirse?

Si las necesidades emocionales de los niños se satisfacen adecuadamente en la familia, la escuela, en fin, en el medio donde viven, no se desarrolla el homosexualismo.

Los padres son los primeros encargados de prevenir este desorden. Pero en algunos casos corresponde a otros familiares, a maestros o catequistas orientar adecuadamente a los niños, especialmente en los casos de familias que no estén capacitadas para cumplir con esta función.

Se debe buscar orientación profesional adecuada. No se debe aceptar nunca que la inclinación homosexual sea una opción más ni restar importancia a la situación. Por otro lado, no se debe dramatizar el problema, ya que ello puede llevar a situaciones contraproducentes. Tampoco se deben permitir las bromas ni las burlas sobre un tema tan delicado, etiquetar a un niño como homosexual, o permitir que se acepte como tal.

¿Puede cambiar la preferencia homosexual?

Hay esperanza y puede encontrarse ayuda. La meta de los que quieren cambiar su tendencia homosexual debe ser vivir la castidad según su estado de vida: los solteros practicando la continencia; los casados siendo fieles a su esposo o esposa en una relación heterosexual no anticonceptiva.

Desgraciadamente existen pocos terapeutas que puedan ayudar a resolver este problema. Sin embargo, cuando se recibe una adecuada terapia, sí se logra resolver el problema.

Un hombre que siente atracción hacia otras personas de su mismo sexo puede llegar a descubrir que esta situación se debe al rechazo por parte del padre o a una pobre imagen corporal. Al disminuir el sufrimiento emocional, la identidad con su sexo es reforzada y la atracción homosexual disminuye paulatinamente y llega a desaparecer, dando lugar a la atracción hacia las mujeres.

Las mujeres pueden llegar a descubrir el conflicto con sus padres u otros hombres que las ha llevado a desconfiar del amor masculino. En otros casos pueden darse cuenta de cómo la carencia de afecto maternal las ha llevado a una necesidad de amor femenino.

Todo esto requiere tiempo. Muchos pueden llegar a casarse y tener hijos. Pero nunca se debe estimular a contraer matrimonio precipitadamente, ya que hay evidencias de que el matrimonio no cura la atracción hacia el mismo sexo y puede dañar seriamente a una segunda persona.

Nunca se debe aconsejar como tratamiento el continuar dentro de la vida homosexual aún manteniéndose fiel a un compromiso. Tampoco se debe colocar a personas que son fáciles de tentar por su tendencia homosexual, en lugares que deben ser considerados como ocasión próxima de pecado para ellos, como los dormitorios colectivos, los campamentos, etc.

¿Qué dice la Iglesia Católica ?

La Iglesia siempre ha enseñado que el acto homosexual es un pecado grave. La Congregación para la Doctrina de la Fe (CDF) declaró en 1975: "Según el orden moral objetivo, las relaciones homosexuales son actos privados de su regla esencial e indispensable. En la Sagrada Escritura están condenados como graves depravaciones e incluso presentados como la triste consecuencia de una repulsa de Dios". (CDF, Declaración "Persona humana" sobre algunas cuestiones de ética sexual, número 8, 1975.)

La Iglesia distingue entre la inclinación homosexual y la actividad homosexual. La primera no es pecado en sí misma (aunque inclina al pecado); la segunda sí lo es. La Iglesia condena el pecado, pero trata con misericordia al pecador. (Ibíd.)

Las personas con tendencias homosexuales deben mantener una vida casta como todo católico. La Iglesia no discrimina al homosexual, aunque ciertos derechos podrían ser limitados por desórdenes externos de conducta. "Existen áreas en las que no es una discriminación injusta tener en cuenta la inclinación sexual, por ejemplo, en la adopción o el cuidado de niños, en empleos como el de maestros o entrenadores de deportes y en el reclutamiento militar." (CDF, Consideraciones para la respuesta católica a propuestas legislativas de no discriminación a homosexuales, número 11, 1992.) De la misma manera que un heterosexual que tenga relaciones sexuales fuera del matrimonio, una persona que practique el homosexualismo tampoco puede recibir la comunión hasta que no confiese sus pecados a un sacerdote.

¿Qué deben hacer los médicos?

Los pediatras y los médicos de familia pueden orientar a los padres sobre la forma de prevenir la tendencia homosexual. Los médicos que encuentren pacientes con infecciones de transmisión sexual adquiridas a causa de actividades homosexuales deben, además de tratar la infección, informar al paciente de ello para que no incurra de nuevo en estas actividades, para que informe de ello a las personas con las que ha tenido relaciones sexuales (ya que también ellas pueden estar infectadas) y también sobre la posibilidad de recibir terapia que pueda cambiar su desorden emocional o ayudarle a vivir en continencia.

Los padres son los primeros y más importantes responsables de la correcta orientación sexual de sus hijos y su papel es insustituible en esta esfera, así como en toda la educación del ser humano.

COMENTARIOS PERSONALES DESDE LA FE EN CRISTO

Personalmente deseo resaltar lo siguiente:

Primero.- Creo que la esencia más profunda del Dios de Jesús, es su infinita capacidad para amar y ser amado. Por tanto, todo lo que sea auténtico amor entre dos seres humanos es grato a Dios.

También creo, que Dios al crearnos nos “hizo trampa”, porque para poder amarle a Él en plenitud, que es infinito en todo, tenemos que tener una capacidad casi infinita para amar y ser amados.

Por eso, todos los amores humanos, el poder, la gloria, las riquezas y tantas cosas que el ser humano ansía y desea, no son más que “sucedáneos”, que no pueden llenarnos totalmente.

Solamente el amor puro, desinteresado y entregado de una pareja, puede acercarnos al ideal de alcanzar después de esta vida y libres de nuestra envoltura material, la unión perfecta, total y absoluta con nuestro creador, que nos mira y nos ama como Padre, Hermano, Amigo...

Deseo resaltar, que como decía San Jerónimo, nuestra alma no se puede dividir y por tanto es inmortal, como el mismo Dios y por el mismo motivo.

Segundo.- Jesús en numerosas ocasiones, pidió a sus oyentes que se amaran, sin especificar géneros: “amaos los unos a los otros como Yo os he amado”.

Tercero.- En el Evangelio de Lucas, caps. 7-36 y 8-13, se relata el caso de una mujer, que estando Jesús comiendo en casa de un fariseo, entra, le lava los pies con sus lágrimas, se los seca con sus cabellos y finalmente le unge con perfume la cabeza.

Jesús mira a los comensales casi todos escandalizados y les dice: “al que mucho ama, mucho se le perdona” y a la mujer le dice: “vete en paz, tus numerosos pecados te son perdonados”.

Sobre este relato evangélico es necesario resaltar, que esta mujer amaba profundamente a Jesús y posiblemente Jesús, como hombre, también se sentía atraído por ella, pero ni vivían ni se acostaban juntos. Era un amor profundo  en su estado más puro y maravilloso.

En nuestros días el acto amoroso, se ha convertido en algo rutinario y superficial, como bañarse o lavarse los dientes, pero el amor verdadero es otra cosa. Se cambia de pareja con la más absoluta ligereza y tranquilidad. Todo está permitido y es permisible.

Por eso cabe pensar que la sentencia del Maestro de que “al que mucho ama, mucho se le perdona”, no será tenido en cuenta en el juicio final, en muchos de estos casos de aparente amor, pero que no son otra cosa que goce superficial, simple atractivo físico, puro entretenimiento o simple deseo de compañía. Tampoco el amor mercenario cabe en este concepto “de puro y sólido amor”.

Cuarto.- Sin embargo, en el Evangelio de Lucas, 17, 1-6 también dice Jesús: “Es inevitable que haya escándalos, pero ¡ay de aquel que los ocasiona! Más le valdría que le ataran al cuello una piedra de moler y lo precipitaran al mar.

Esta cita viene a cuento, dada la actitud arrogante y prepotente, de un grupo de homosexuales, que no sé de qué clase de padres se creen haber nacido, porque se portan poco menos que como dioses, exigiendo todos los derechos sin ninguna contrapartida y sin ninguna obligación. Deben ser aceptados y cumplidos todos sus deseos, sin la más mínima objeción. Ellos nunca se equivocan.

Personalmente los respeto, siempre que respeten a los demás, sin manifestaciones del “orgullo Gay”, algaradas callejeras y exigencias desmesuradas de derechos, prebendas y ayudas de todo tipo, que el resto de ciudadanos no tienen.

Creo que en cualquier sociedad humana, todos sus miembros tienen derechos y deberes y entre todos los deberes hay una ley universal: “no hagas a los demás lo que no quieres que te hagan a ti”. Y entre esas leyes una de las más importantes, es no escandalizar al prójimo, sobre todo cuando hay niños delante.

Sólo sobre el respeto mutuo, la tolerancia y la paciencia, es posible construir una sociedad pacífica, libre y estable.

                                                                              Luna Cristy

No juzgues cada día por la cosecha que recoges, sino por las semillas que plantas.

                                                                     Robert Louis Stevenson


 


 

525

¿Alguna pregunta?
Estamos a tu disposición. Escríbenos y nos pondremos en contacto contigo lo antes posible.


¿Dónde estamos?




Mapa del sitio